Los acúfenos son ruidos que se presentan en los oídos sin un origen aparente, generalmente pueden manifestarse como zumbidos o silbidos que se escuchan en uno o ambos oídos. Se le debe prestar atención si la frecuencia de estos zumbidos interfiere en la vida cotidiana de la persona.

Es un fenómeno que suele presentarse comúnmente por lo menos una vez en la vida de cada persona. El punto importante de los acúfenos es que en muchos casos puede significar el primer o único síntoma de algún problema más grave. Es por esto que debemos darle una verdadera importancia y acudir a un profesional que pueda actuar rápidamente según el problema.

No te asustes si sientes un acúfeno, estos puedes ser poco frecuentes y leves. Hay casos en los que la frecuencia altera toda la vida de la persona, irrumpiendo en cualquier actividad que implique concentración. Una de las consecuencias más graves de los acúfenos es la alteración del sueño.

Según algunos estudios realizados se calcula que entre el 10% y el 20% de toda la población del mundo sufre de acúfenos. Estos estudios revelan que el 85% de las enfermedades auditivas vienen acompañadas de estos, por lo que puede ser una primera señal. Este trastorno puede ocurrir más frecuentemente a partir de los 50 años de edad, afectando tanto a hombre como a mujeres.

Si tienes acúfenos frecuentemente, no los dejes pasar. Acude a tu médico para solventar la situación de la mejor manera posible. Los acúfenos también son denominados tinnitus, así que te damos toda la información que necesitas.

Tipos de acúfenos

Existen dos tipos de acúfenos, siendo el primer tipo y el más común los subjetivos, que se presentan como la percepción de algún sonido que no tiene un origen. Estos son solo escuchados por la persona afectada y en muchos casos son pasajeros, no significan grandes molestias. El otro tipo de acúfeno que existe es el de los objetivos, los cuales son generados por estructuras, como los vasos sanguíneos cerca del sistema de audición. Estos últimos llegan a ser tan ruidosos que pueden ser escuchados por el especialista.

Los acúfenos objetivos son los más alarmantes porque suelen ser en su mayoría causados por el mal funcionamiento de algún otro órgano. Por otra parte, la solución de este tipo de acúfeno es un poco más complicada.

No existe un origen especifico para todos los acúfenos, es por esta razón que acudir a un especialista es esencial. Los acúfenos de tipo subjetivo son normalmente generados por alteraciones en la corteza del sistema nervioso central que se encarga del procesamiento de sonidos. Pero encontrar el origen del daño a esta corteza es la parte difícil, debido a que puede ser afectada por gran cantidad de razones. Algunas de estas razones son algunos traumas acústicos, el envejecimiento, la hipoacusia, diferentes trastornos como las migrañas o anemias. Incluso ingerir pastillas para la reducción de peso o algún tratamiento para otra enfermedad puede causar acúfenos.

Los acúfenos objetivos son los más graves debido a que suelen ser pulsantes, y en muchos casos acordes a los latidos del corazón. Por lo que su origen debido a cualquier problema circulatorio no es descartado. Estos son mucho más notables en sitios que permanecen en silencio, cuando no poseemos de alguna fuente de distracción. Por este motivo es que cuando surge un acúfeno se dificulta tanto que conciliemos el sueño.

Síntomas

Normalmente el sonido se presenta como un pitido, silbido o zumbido, que se escucha en ambos oídos a la vez o por individual. La intensidad y tono nuca es la misma, aunque comúnmente suelen ser agudos. La hiperacusia es un trastorno que algunos pacientes pueden llegar a padecer debido a la presencia de acúfenos objetivos constantes. Esta enfermedad hace que la tolerancia a cualquier ruido externo se vea afectada, por lo que cualquiera puede llegar a perturbar al paciente.

Si presentas algunos de estos síntomas, es hora de ir al médico. Evita que el zumbido tenga consecuencias en la conciliación del sueño y la concentración. Tu médico te dará el tratamiento indicado.

Tratamiento

Para un correcto tratamiento de los acúfenos es necesario tener en cuenta ciertos aspectos para conocer que órganos podrían estar afectados. Por lo que es preferible que antes de acudir a un profesional registremos las características de los acúfenos que presentemos, ya que esto puede darle algunas respuestas al doctor.

Registrar datos como, en que oído se presenta, la regularidad con la que lo hace y de que manera se alivia o intensifica, puede hacer que el diagnostico final sea más sencillo de hallar. Exponer al especialista nuestros antecedentes personales, como los cambios de presión a los que estamos expuestos y las infecciones que hayamos presentado, harán que se pueda identificar y tratar el origen más fácilmente.

Realmente no existe un tratamiento especifico para eliminar la presencia de los acúfenos, en realidad solo se quiere encontrar porque razón se origina y realizar el tratamiento para solucionar esa razón. Solo se ha logrado implementar un dispositivo que disfraza la presencia de los acúfenos, el cual se coloca como unos audífonos y produce un sonido leve. Este ha funcionado en muchos casos para facilitar el momento de sueño.

Es importante que conozcamos qué son los acúfenos, y que les demos la importancia que realmente se merecen. En muchos casos no se llega a averiguar la causa de los mismos lo que provoca problemas muchos más grandes a largo plazo. Los acúfenos comúnmente se presentan por la aparición o como primer síntoma de alguna enfermedad más complicada. Por este mismo motivo es importante que con la aparición de uno de estos síntomas acudamos a un profesional con la finalidad de atacar esa enfermedad rápida y directamente con antelación.

Recomendaciones

Si presentas este síntoma, lo primero que debes prestarle atención es a la frecuencia del zumbido. Posteriormente trata de identificar la intensidad. Es importante que evites la aplicación de gotas o remedios casero, si la molestia persiste lo mejor es ir al médico.